19 nov. 2012

¿Quién puede matar a un niño? - Narciso Ibáñez Serrador

Un film de terror poco convencional. ¿Almánzora o Almanzora?

Título Original: ¿Quién puede matar a un niño?.
Género: Terror.
Temática: Niños, Crímenes.
País: España.
Duración: 100.
Año: 1976.
Nota: 7,2 (dato Filmaffinity).

Sinopsis: Tom y Evelyn han llegado a Almanzora, una población costera española, huyendo del mundanal ruido. Sin embargo, hay algo que no encaja en este marco paradisíaco. Y es que el horror puede esconderse en el lugar más maravilloso habitado por los seres más entrañable.

La película se plantea muy bien en el título.  ¿Quién puede matar a un niño? Y es que la maldad no está reñida con la ternura. Los humanos somos capaces de dejarnos devorar, si lo lleva a cabo un cachorro, y es por eso que la supervivencia en el film es más compleja que en cualquier otra situación. 

En las películas de terror convencionales, los "malos" siempre son aquellos que resultan grotescos y odiados, y es por ello que el matarlos no supone ningún problema si con ello se consigue sobrevivir. En la película se juega con mucho sadismo con este hecho, pues quién mataría a un niño aun sabiendo que su vida depende de ello. 

 ¿Quién puede matar a un niño?, no dista mucho de otras obras que relación el terror con los niños como son "El Pueblo de los Malditos" de Wolf Rilla o "Los Chicos del Maíz" de Fritz Kiersch. La diferencia que puedo hallar entre las tres, es principalmente la causa del asesinato de los niños hacia los adultos. En la de Wolf Rilla los niños son extraterrestres y aunque parezca un detalle sin importancia, le quita peso a lo prohibido que es el deseo de los adultos de acabar con ellos. En la de Fritz la temática religiosa juega un papel importante, y el motivo del genocidio no es más que una voz divina predicada a través de un niño que juega a ser profeta conduciendo a los jóvenes a una vida pura en la niñez y la reclusión. La película de Narciso va más allá que todo ello, y aun queriendo justificar la conducta de los niños, es latente que los asesinatos se llevan a cabo por frustraciones y odio.




Nadie se atrevió a matar a uno de los niños. Por eso no tenían miedo. Ahora sí.

The Eye

1 comentario:

  1. ¿Mola, eh? Narciso Ibañez Serrador es un geniecillo español que sabe dar un miedo profundo. En este caso debe justificar muy, pero que muy bien el desenlace, y creo que lo consigue.La serie de terror para la televisión, 'Historias para no dormir' tenía capítulos auténticamente terroríficos.

    ResponderEliminar